La inteligencia artificial brinda los siguientes beneficios para su negocio:

Actualmente podemos colaborar a mejorar los procesos en las siguientes áreas:

Atención al cliente. Los sistemas de IA, asistentes virtuales (también conocidos como chatbots) son capaces de reproducir e interpretar el lenguaje humano, cada vez con mayor precisión, por lo que múltiples empresas han decidido incorporarlos a sus áreas de servicio o atención al cliente. Desde el manejo completo de los online chats en las páginas web, hasta atender llamadas telefónicas y solucionar problemas más complejos, los chatbots permiten facilitar tareas que no requieren de gran esfuerzo y que de otra forma requerirían de mucho personal.

Finanzas. Aunque la tecnología artificial aplicada al área financiera no es tan utilizada, se prevé que va a cambiar los procedimientos laborales de bancos y empresas. Las tecnologías actuales, por medio de deep learning permiten ayudar a estos negocios a reconocer riesgos de inversión que determinados clientes podrían representar. También permiten predecir fluctuaciones en el mercado bursátil, así como sus consecuencias, tras un análisis exhaustivo de big data. Esto se traduce en el apoyo para la toma acertada de decisiones finales y de qué operaciones realizar y cuáles no resultarían efectivas.

Ventas y marketing. En un mundo de conectividad omnipresente, IA es clave para aprovechar al máximo el poder de los datos. A través de machine learning y algoritmos predictivos, estos sistemas inteligentes son capaces de aprender de errores pasados y repetir tendencias y patrones de éxito que identifican en tiempo real. Una de las aplicaciones es la realización de pronósticos de ventas en mercados específicos y la optimización del inventario, ya que ayudan a prever ingresos y determinar las cantidades necesarias de un insumo en particular.

Administración. IA en el ámbito de la administración, se limitaba a Siri, la famosa aplicación de Apple que funge como asistente personal; actualmente existen tecnologías que permiten una gestión completa de todas las actividades del negocio. Con este tipo de apoyo virtual, será posible organizar de manera más práctica las actividades cotidianas de un negocio, como la planificación de reuniones, las juntas con los equipos, la programación de viajes (vuelos, hospedaje, traslado), entre otras. 

Procesos técnicos en diferentes sectores. En los procedimientos habituales de áreas como la salud, agricultura, industria del transporte y educación, ya se aplica IA. Ya existen plataformas específicas para la agroindustria que, a través de bases de datos, se informan sobre tipos de suelo, semillas y clima para analizar y sugerir las mejores elecciones. En cuanto al transporte y la industria automotriz, es probable que en los próximos años sea normal encontrar automóviles y medios de transporte colectivo completamente automatizados, sin necesidad de conductores.

Algunas de estas tecnologías son cada vez más difundidas y, con ello, se han vuelto más asequibles para Pequeñas y medianas empresas que no cuentan con grandes recursos ni una gran cantidad de personal. También, los gerentes y dueños podrán invertir su tiempo y esfuerzo en desarrollar su negocio. “Porque la IA no ha llegado para sustituir las tareas humanas, sino para complementarlas y permitir que las personas desarrollen al máximo su potencial y creatividad, que es lo que en verdad logra diferenciar a un negocio”, finaliza la empresa.